Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

2019 ABRIL - SALUDA A LAS COFRADÍAS DE SEMANA SANTA

Queridos Papones:

            Un año más me invitáis a comparecer en la revista de la Junta Mayor de nuestra Semana Santa. Recibid mi saludo agradecido y cordial, extensivo a todos los dirigentes y a las hermanas y hermanos que integran las Cofradías y Hermandades. A través de vosotros quiero que mi saludo pascual llegue también a vuestras familias y a las personas que os son especialmente cercanas. Mi recuerdo, acompañado de una plegaria, acoge también a los miembros de las referidas asociaciones de fieles que han partido de este mundo, muchos de ellos/as con la túnica o el emblema de la cofradía a la que pertenecieron en esta vida.

      Cuando uno piensa en las Cofradías y Hermandades de Semana Santa o tiene la oportunidad de encontrarse con la representación de todas ellas como ha sucedido recientemente en el ya consolidado encuentro anual diocesano el 17 de noviembre pasado en la Capilla de Santa Nonia, reconoce que tiene delante unas agrupaciones de fieles cristianos. Muchas de ellas están  cargadas de historia y todas de prestancia y de testimonio de fe cristiana y de lo que se conoce y denomina como piedad popular, realidad no solo legítima sino portadora de valores religiosos y humanos muy importantes.

         Permitidme deciros también que vuestras asociaciones responden no solamente a un derecho humano, reconocido civilmente en los países libres, sino también a la condición misma de la Iglesia en cuanto comunidad de los creyentes en Jesucristo. No en vano el propio Señor en el evangelio anunció: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20). No formáis, por tanto, una asociación laica aunque tengáis todos los derechos civiles relacionados con vuestra entidad y función, como corresponde a una democracia. Constituís también verdaderas comunidades cristianas surgidas unas veces con una finalidad cultual y religiosa, la de dar culto al Señor y a la Santísima Virgen en los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo nuestro Salvador; y otras con fines sociales y caritativos, por ejemplo, de asistencia a los necesitados o de sostenimiento de obras de más amplio alcance.   

      Otra característica que tenéis y que es también muy importante, es la estabilidad. Vuestras cofradías y hermandades han sido erigidas por la Iglesia Católica de manera que no solamente están reconocidas en el ámbito eclesial sino incluso en el ámbito civil, de acuerdo con los convenios Iglesia-Estado. Por eso mismo, tanto los cofrades como las propias asociaciones estáis llamados a desempeñar una función no solo de testimonio cristiano sino también de responsabilidad ciudadana. 

       A las puertas de la Semana Santa de 2019 permitidme, por último, invitaros cordialmente a que en todo momento os sintáis miembros vivos de nuestra Iglesia Diocesana de León porque, a través de ella, lo sois también de la Santa Iglesia Católica y Apostólica. Con mis mejores deseos para la próxima Pascua, os saluda y bendice:

+ Julián López Martín, Obispo de León

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65