Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

2019 ABRIL - INVITACIÓN A LA MISA CRISMAL

A todos los presbíteros y diáconos de la diócesis

            Querido hermano presbítero o diácono, diocesano o religioso:

            Un año más, con el favor de Dios, me cabe la alegría de escribirte en vísperas de los días santos de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, invitándote a participar en la, para todos, siempre gozosa celebración de la Misa Crismal. Aunque se adelanta un día al Jueves Santo, nos permitirá revivir el ambiente aludido en los Evangelios cuando el Señor instituyó los dos sacramentos que le hacen presente en medio de sus discípulos, la Eucaristía y el Sacerdocio. Las celebraciones propias de estos días son especialmente significativas. Procuremos realizarlas y vivirlas con fe y profundidad religiosa. Estas actitudes, potenciadas por la gracia divina, hacen de la liturgia un ‘espacio’ de encuentro con el Señor en el que se reaviva y fortalece nuestra misión pastoral y se recibe el aliento de su Espíritu Santo para nuestro ministerio.

       Como en años anteriores, nos reuniremos puntualmente en la Capilla del Santísimo, en la Catedral, el día 17 de abril, a las diez de la mañana para celebrar la Hora Intermedia y escuchar una breve meditación que nos preparará para participar en la solemne Misa Crismal, bendición de los Oleos y consagración del Crisma. Desde allí, una vez revestidos, nos dirigiremos a través de las naves de nuestro primer templo hacia la Capilla Mayor donde tendremos la acción litúrgica.    

       Esta celebración tiene, como sabes, un significado eminentemente eclesial y diocesano. Los presbíteros toman parte  junto al obispo en la consagración del Santo Crisma y asisten igualmente a la bendición del Oleo de los Catecúmenos y del Oleo de los Enfermos renovando, en presencia de la comunidad cristiana, las promesas hechas el día de la ordenación como ministros de Jesucristo Sumo y Eterno sacerdote.

      Permitidme exhortaros también a que animéis a los fieles cristianos de vuestras parroquias y comunidades, especialmente en la capital, a participar en esta celebración, invitación que dirijo así mismo a los religiosos y religiosas y personas consagradas, a las asociaciones de fieles y movimientos apostólicos, hermandades y cofradías.

        Con afecto fraterno deseo a todos una Feliz Pascua de Resurrección y una santa y provechosa celebración del Misterio Pascual de Jesucristo. Que el Señor “resucite” también en el corazón de cada uno de vosotros y en el de vuestros feligreses:

Con mi cordial saludo y bendición:

Julian, Obispo de León

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65