Consejo Presbiteral - Junio 2017

El Consejo Presbiteral confirma el objetivo de reforzar el próximo curso "la propuesta vocacional" con la mirada puesta en el Sínodo sobre "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional"

Este órgano de apoyo y asesoramiento a la gestión pastoral que dirige el obispo D. Julián López analiza también la reestructuración de los actules arciprestzgos y revisa el balance económico del ejercicio 2016

León, 14 de junio de 2017

El Consejo Presbiteral de la Diócesis de León ha trabajado esta mañana en el diseño en el estudio del documento de trabajo en el que se analiza una "posible reestructuración de los actuales arciprestazgos" con el fin de adaptar esta estructura diocesana a la nueva realidad de la planta de unidades pastorales definida en un primer decreto episcopal del año 2004 y actualizada por otro decreto del año 2016, "concebidas no sólo como una reforma estructural del territorio diocesano sino también como una propuesta de trabajo en comunión para la misión que requiere que, especialmente los presbíteros y diáconos permanentes con dedicación parroquial, una actitud de apertura a la colaboración de la vida consagrada y de los seglares para crear equipos pastorales en los que estén presentes estos carismas y sus correspondientes funciones eclesiales". Y en esa línea ya definida hace más de una década se sitúa el trabajo en torno a este documento abordado en esta última reunión plenaria del Consejo Presbiteral para redefinir la actual planta de 13 arciprestazgos en función del ritmo de puesta en marcha de las 57 unidades pastorales en las que se ha preconfigurado la planta diocesana.

TRABAJO PREFERENTE EN LA INICIACIÓN CRISTIANA

También en la reunión que presidía en la Biblioteca de la Residencia sacerdotal el obispo D. Julián López de este órgano consultivo que apoya y asesora la labor episcopal y que agrupa a 35 sacerdotes incardinados en la Diócesis de León, se avanzaba la presentación del borrador del Programa Pastoral Diocesano para el próximo curso 2017-2018, enmarcado dentro del vigente Plan Diocesano 2015-2020 que, completando el Plan anterior centrado en la "comunión", pone el acento preferente en la "misión". Así, a partir del objetivo general ya planteado para el próximo curso de "intensificar la acción misionera de la Iglesia diocesana apoyados en la acogida gozosa de la Palabra de Dios y en la respuesta de la fe, con impulso de la Pastoral vocacional", y a aprovechando la coincidencia del Sínodo de los Obispos convocado ya por el Papa Francisco para 2018 sobre el tema "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional", el Programa Pastoral del curso 2017-2018 fija el trabajo fundamental en tres cauces por los que discurre la iniciación cristiana, "la familia, la iniciación cristiana y la propuesta vocacional explícita y personal" de manera que "resuene la Palabra de Dios que llama a trabajar en su abundante mies".

Y en esos tres cauces se situaron las sugerencias realizadas en el marco del Consejo Presbiteral para trabajar en objetivos específicos a lo largo del curso 2017-2018 como "promover que la familia cristiana, Iglesia doméstica, acoja una fe firma que sea anunciada, celebrada, vivida y orada en su seno desde acciones orientadas a potenciar la pastoral familiar"; "cuidar los procesos de iniciación cristiana en las parroquias y otro ámbitos de colaboración pastoral, con la aplicación de lo establecido en el Directorio diocesano de pastoral para la iniciación cristiana y en el Proyecto diocesano de catequesis que comenzará su aplicación precisamente el próximo curso"; y "realizar la propuesta vocacional, genérica y específica, explícita y personal, en todos los ámbitos eclesiales, como signo de vitalidad cristiana y participación de una Iglesia misionera y de evangelizadora" de manera que "se potencia la Pastoral vocacional diocesana en la que están implicados todos los servicios diocesanos, con la puesta en marcha de un observatorio diocesano que promoverá y animará a todos los grupos eclesiales a colaborar con la Pastoral vocacional".

Por último, en esta sesión plenaria de final de curso del Consejo Presbiteral se revisó el balance del ejercicio económico del año 2016, con la ejecución de un presupuesto de 4,5 millones de euros, de los cuales un 39,7 por ciento se destinaron a la retribución de sacerdotes y empleados, 21,1 por ciento a costear suministros, un 12,5 a atender gastos financieros, un 13,2 por ciento a reforzar la capacidad de financiación y un 7,3 por ciento a gastos para la reparación y conservación de edificios. Cifras que se actualizaron en este Consejo Presbiteral para componer los grades capítulos del ejercicio presupuestario correspondiente a este año 2017.

Plaza de Regla, 7 * 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65