Conferencia cardenal Ricardo Blázquez

(Vídeo - Conferencia Completa)

El cardenal Ricardo Blázquez presenta para toda la Diócesis la Exhortación Amoris Laetitia en una conferencia del Ciclo de Formación Permanente

Para este padre sinodal se trata "documento grande y gran documento" que sevirá para abrir una reflexión que fortalezca el matrimonio y la familia cristiana desde un "aliento de misericordia"

Lunes, 25 de abril de 2016

Todo un padre sinodal, el cardenal Ricardo Blázquez, ha sido el encargado de presentar para toda la Diócesis la Exhortación “Amoris Laetitia” del Papa Francisco con una conferencia que pronunciaba en el marco del Ciclo de Formación Permanente. Ante un salón de actos del Seminario lleno de público, el también presidente de la Conferencia Episcopal Española quiso subrayar que esta Exhortación se sitúa en la línea que ya marcara el Papa con su documento programático “Evangelii Gaudium” para indicar que “el Evangelio es fuente de alegría y gozo, es buena noticia también hoy, aquí, en nuestro mundo, que cambia el horizonte de la vida” y que “es posible hablar a partir de esta Exhortación apostólica de la alegría del amor”.

El cardenal Blázquez repasó la “enriquecedora experiencia” de haber podido participar en los dos sínodos preparatorios de este “documento grande y gran documento, un documento con mucha extensión e importante” porque “recoge las relaciones de esas dos asambleas sinodales de 2014 y 2015, algo que se debe a una corazonada que ha tenido el Papa para ver qué nos ocurre en las diversas latitudes del mundo y de la Iglesia con la familia, donde se encuentran desafíos que no se han dado nunca, como la alergia institucional que plantean muchos jóvenes ante la institución matrimonial en una situación inédita”.

ALIENTO DE MISERICORDIA

El resultado de estos dos sínodos ha sido esta Exhortación de nueve capítulos “que ha resultado ser un texto largo, pero no aburrido, no sólo para técnicos ni iniciados sino para cualquier persona” explicó el cardenal Blázquez al invitar a la lectura “de un texto bello, bien escrito, con un estilo esponjado en el que va apareciendo la verdad y que está marcado por un aliento de misericordia de manera que el Papa que no sube al púlpito y lanza admoniciones, sino que escribe con singular finura de comprensión de las situaciones dolientes de las personas, con un soplo de misericordia muy importante”.

En su disertación, el cardenal Blázquez quiso hacer especial hincapié en el Capítulo IV “sobre la belleza del amor en la familia, que viene a ser el comentario a las característica que San Pablo, en el Himno de la Caridad, va indicando sobre el amor cristiano, traducido en este caso al amor en el matrimonio cuando dice que la alegría en el matrimonio esponja el corazón, ¿o no es verdad?, pues claro que sí”. También el arzobispo de Valladolid remarcó la importancia del “delicado Capítulo VIII” donde se afrontan problemas reales y quiso insistir en que el debate de las asambleas sinodales ha reflejado “cierta polémica intraeclesial” pero “todo se ha desarrollado en comunión eclesial para esta Exhortación que recoge la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, desde un punto de vista estimulante, con un nuevo aliento, una nueva actitud, un nuevo espíritu para afrontar las situaciones que abundan en la actualidad desde la misericordia para todas esas personas que terminan cometiendo un error” aportando un sentido misericordioso hacia el “matrimonio cristiano que se realiza plenamente en la unión entre un varón y una mujer que se donan recíprocamente en un amor exclusivo, en libre fidelidad y se abren a la comunicación de la vida consagrados por el sacramento que les confiere la gracia para constituirse en Iglesia doméstica y en fermento de vida nueva para la sociedad”.

El cardenal Blázquez ha participado como padre sinodal en los dos últimos Sínodos celebrados en Roma por iniciativa del Papa Francisco: la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, del 5 al 19 de octubre de 2014, sobre el tema "Los desafíos pastoral de la familia en el contexto de la evangelización"; y la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, del 4 al 25 de octubre de 2015, sobre el tema "La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo". Y fruto de esta dos grandes asambleas sinodales es la Exhortación apostólica postsinodal "Amoris laetitia" ( La alegría del amor) que el Papa Francisco dirige a obispos, presbíteros y diáconos, consagradas, familias, y en general, a todos los laicos, para trazar las líneas sobre la pastoral de la familia.

Y desde el conocimiento directo de este importante documento y de la experiencia sinodal que desde 2014 ha implicado a toda la Iglesia Universal y en la que ha podido tomar parte como padre sinodal, el cardenal Ricardo Blázquez abordó en esta conferencia en un seminario abarrotado los puntos claves de esta Exhortación del Papa Francisco.

LARGA TRAYECTORIA AL SERVICIO DE LA IGLESIA

D. Ricardo Blázquez Pérez nació en Villanueva del Campillo, provincia y diócesis de Ávila, el 13-4-1942. Realizó sus estudios en los seminarios Menor y Mayor de Ávila (1955-67) y fue ordenado presbítero el 18-2-1967. Obtuvo el doctorado en Teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1967-72) y también estudió en universidades alemanas.

Sus 21 años de ministerio sacerdotal se centraron en la actividad docente. Fue secretario del Instituto Teológico Abulense (1972-76), profesor (1974-88) y decano (1978-81) de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, así como vicerrector de la misma. El 8-4-1988 fue elegido obispo de la iglesia titular de Germa di Galazia y nombrado obispo auxiliar de Santiago de Compostela, recibiendo la ordenación episcopal en esa catedral el 29 de mayo siguiente de manos de D. Antonio María Rouco Varela. El 26-5-1992 fue designado obispo de Palencia y el 8-9-1995 obispo de Bilbao.

El 13-3-2010 se hizo público su nombramiento por el papa Benedicto XVI como 14.º arzobispo metropolitano y 40.º obispo de Valladolid, sede de la que tomó posesión el 17-4-2010.

Desde marzo de 2014 es el presidente de la Conferencia Episcopal Española, organismo del que ya fue presidente entre 2005 y 2008, y vicepresidente entre 2008 y 2014; anteriormente, fue miembro de la Comisión para la Doctrina de la Fe (1988-93) y de la Comisión Litúrgica (1990-93), y presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe (1993-2002) y de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales (2002-05), así como Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca (2000-04).

El papa Francisco le creó cardenal en el consistorio del 14-2-2015, con el título de Santa Maria in Vallicella, y le nombró miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (2014), de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del Consejo Pontificio de la Cultura y de la Congregación para las Iglesias Orientales (todos en 2015) y de la comisión cardenalicia para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (2016).

 
 
Plaza de Regla, 7 * 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65